¡Excelente! Has emprendido tu propio negocio después de mucho pensar en qué vender y cómo venderlo. Ahora viene la parte más divertida de los negocios en línea: Hacer publicidad.

Probablemente te han dicho que mandar a imprimir volantes y lonas en un negocio de impresiones con diseño gratis es hacer publicidad.

Esto es ¡INCORRECTO!

Hacer publicidad va más allá de eso. Es un arte, una metodología que se debe seguir para poder llegar a tus clientes de manera efectiva y mostarles la mejor imagen de tu negocio y de tu producto.

Ahora te preguntas: ¿Si es una metodología, qué pasos debo seguir para hacer publicidad?

En sí no son muchos, pero es importante tener en mente que cada uno tiene su propio desarrollo que, al hacerlo bien, se traducirá en construir estrategias enfocadas específicamente a tu público meta.

1. Objetivo

Consiste en estudiar las necesidades y definir hacia dónde queremos llegar con nuestra publicidad. ¿Mamás? ¿Jefes de familia? ¿Otros negocios? Tú decides a quiénes quieres llegar.

2. Target

El segundo paso es definir factores como edad, sexo, clase social, estado civil y nivel económico de nuestro consumidor meta. Esto nos ayudará a saber la línea de diseño y el lenguaje que ocuparás para vender tus productos ó servicios. No es lo mismo hablar con jóvenes de 23 años a hablar con gente de 54 años, por mucho que pertenezcan al mismo nivel económico.

3. Medios

En el amor y en la guerra cualquier cosa se vale. Esto aplica también en la publicidad. Existen muchas formas por las cuales puedes llegar a tu público meta y lo que desarrollaste en el punto anterior te ayudará a saber cuáles son los canales de los que podrás sacar más jugo al momento de lanzar tu nueva campaña de publicidad. ¿Periódico? ¿Redes sociales? ¿Revistas? Esto lo definirá tu target.

4. Comunicación

Una vez que hayas definido los lugares que abarcará tu campaña publicitaria, es momento de saber cómo compondrás los mensajes (tanto visuales como escritos) de tus anuncios y speech de venta. Como te hemos dicho, la gente de 54 años no habla como los jóvenes de 23 años, aún cuando pertenezcan al mismo sector económico y consuman exactamente los mismos productos o servicios.

5. Diseño

La otra parte esencial del mensaje que quieres dar recae en el diseño. Los seres humanos somos animales visuales, por lo que no basta con que un mensaje sea contundente para llamar la atención del consumidor final. Tiene que verse bien.

Afortunadamente, en CoolDee sabemos cómo hacer de tu próxima campaña publicitaria una obra maestra que resonará en la mente de tus prospectos. ¿Por qué no dejas que te ayudemos con eso?

Contáctanos. ¡Somos la solución que buscas!